Alimentamos crecimiento

Los expertos opinan

Dr. Ricardo Cepero Briz

Facultad de Veterinaria de Zaragoza

Uso prudente de antibióticos:
En avicultura, ¡podemos hacerlo!

Las resistencias bacterianas a los antibióticos están aumentando, tanto en humanos como en la ganadería; preservar su eficacia es fundamental para la protección de la salud de las personas y también de los animales. Se ha pronosticado que en un próximo futuro este fenómeno podría convertirse en el mayor problema sanitario a nivel mundial. Por ello la Organización Mundial de la Salud y otras entidades internacionales, la Unión Europea, y todos los gobiernos están instaurando programas de actuación, como el Plan Nacional de Antibióticos ya en marcha en España, así como normas legales dirigidas a controlar y restringir el uso de los antimicrobianos en el ámbito médico, agrícola y veterinario.

La investigación científica ha demostrado que en todos ellos existe relación entre el consumo de antibióticos y el desarrollo de estas resistencias, y, en ocasiones, entre su utilización en animales y la aparición de resistencias en humanos. Esto último supone hoy una de las principales preocupaciones de los consumidores europeos. Por tanto, es imprescindible promover el uso responsable de estos fármacos en la producción animal.

Leer más

Compartir

Pedro Rubio Nistal

Catedrático de Enfermedades Infecciosas y Epidemiología del Departamento de Sanidad Animal (Universidad de León)

El futuro de los antibióticos en la producción porcina

Los antibióticos se han usado en producción porcina con tres propósitos “confesables”: como terapéuticos para tratar enfermedades, como profilácticos o metafilácticos para prevenirlas y como promotores del crecimiento, aunque este último uso ya está descartado. También se han usado ampliamente con propósitos “inconfesables” para encubrir errores de manejo, alimentación, alojamiento, etc. y el desconocimiento de algunas enfermedades.

Las resistencias a los antibióticos son consideradas un problema sanitario mundial por la OMS y otros organismos implicados en la salud humana y animal. No son una consecuencia directa del uso de antibióticos: los genes de resistencia son un mecanismo de supervivencia en las bacterias que es muchos millones de años anterior al uso de antibióticos. Este uso lo que ha hecho es una presión selectiva sobre esos genes y ha favorecido su diseminación y su transmisión de unas bacterias a otras. Las resistencias son hoy un problema grave en medicina humana y en también en medicina veterinaria: cada vez es más frecuente la necesidad de hacer antibiogramas ante los fallos o ineficacias de los tratamientos con antibióticos que antes eran muy eficaces.

Leer más

Compartir

Lorenzo Fraile

Profesor Agregado (Universidad de Lleida)

Uso de antimicrobianos en cunicultura.
¿Es necesaria una aproximación diferente?

Los programas de medicina preventiva se basan en la implementación de una serie de medidas para el control de enfermedades que son importantes en cunicultura. Las herramientas disponibles se basan en el uso de vacunas, medidas de higiene y manejo y en el uso de antimicrobianos en el caso concreto de enfermedades bacterianas. En la actualidad, no se dispone tampoco de vacunas eficaces para muchas enfermedades bacterianas. Por tanto, los antimicrobianos son una herramienta fundamental para los clínicos que ejercen su trabajo en cunicultura y preservar su eficacia en el futuro es importante para que la producción cunícola sea una actividad rentable y sostenible en el futuro.

Desde hace tiempo se sabe que los antimicrobianos dejan de ser eficaces porque las bacterias generan una serie de mecanismos de resistencia frente a ellos. La consecuencia directa es que no podemos curar a nuestros animales con estas herramientas y que, además, podemos diseminar estas bacterias resistentes a otras especies incluida la especie humana.

Leer más

Compartir

Angel Ruiz Mantecón

Profesor de Investigación (Consejo Superior de Investigaciones Científicas - CSIC)

Alimentación ovina y bienestar

Cuando se plantea la producción del ganado ovino, especialmente en los sistemas de producción más intensivos –cebo de corderos o alta producción de leche–, además de los rendimientos productivos, es fundamental tener en cuenta que, para que el sistema en su conjunto sea viable, los alimentos que se producen han de ser apreciados positivamente por los consumidores. En este sentido, evitar la presencia de cualquier tipo de residuos de antimicrobianos, antiparasitarios, etc. y que la producción de alimentos se produzca en condiciones de respeto al bienestar animal, es una condición prioritaria para los consumidores europeos. En este nuevo escenario, la alimentación del ganado ovino juega un papel primordial para asegurar unas producciones rentables, pero sin que suponga llevar a los animales al límite de su capacidad metabólica.

Frente a lo que ocurre en otros países de nuestro entorno, en que la producción de carne y leche ovina tiene lugar en sistemas fundamentalmente de pastoreo, en nuestro país se han desarrollado sistemas productivos basados en el cebo intensivo de corderos y en la alta producción de leche por oveja en condiciones de estabulación permanente.

Leer más

Compartir
< Testimonios anteriores

Solicita una auditoría de tu explotación

Ponte en contacto con nosotros y uno de nuestros expertos se pondrá en contacto contigo para realizar un análisis de tu explotación. ¡Solicita tu auditoría!

Solicita tu auditoría