Alimentamos crecimiento

Los expertos opinan

Ricardo Serrano

Veterinario asesor avícola

Bioseguridad: tan importante y tan olvidada

Debe ser condición humana el pensar “cuando pase algo, ya lo resolveremos” y todo aquello a lo que no se le ve un beneficio inmediato parece un gasto innecesario.

Esto es lo que le ocurre con la bioseguridad.

Sin embargo esta pandemia que estamos sufriendo ha sacado a la luz la gran importancia de la bioseguridad. ¿Qué hacemos ante una enfermedad que ni tiene tratamiento, ni tiene vacuna?, no queda otra que extremar las medidas de bioseguridad. O acaso ¿No es una barrera “mecánica” la mascarilla? y el confinamiento, ¿no es lo que tenemos que hacer con las gallinas camperas en tiempos de migraciones peligrosas? La reducción de aforo no es ni más ni menos que “una reducción de densidad”. Lo de las distancias ya lo teníamos impuesto por ley en nuestras granjas.

La ganadería tiene estos mismos retos, por ejemplo: el sector porcino con la Peste Porcina Africana (PPA) y el sector avícola con la Influenza Aviar o Gripe Aviar (IA), o con la Salmonela. Y no es que no haya vacunas sino que estas enfermedades (IA y PPA) están inmersas en un programa de erradicación de la EU. A pesar que las vacunas son eficaces, algunas pueden proteger al 95%, no siempre impiden la infección sino que disminuyen síntomas propios de la enfermedad para la que se vacuna e inhiben la replicación y la tasa de transmisión, es decir que aunque existan vacunas no debemos nunca descuidar la bioseguridad. Leer más

Compartir

Sebastián Figuera

Asesor Veterinario Porcino (Boehringer Ingelheim)

La importancia de definir una estrategia para el control de enfermedades y la reducción de los antibióticos

Todos sabemos de la importancia de la definición de una estrategia para lograr un objetivo. Evidentemente esto es igual de útil para el control de enfermedades y la reducción del uso de los antibióticos. Me gustaría compartir el protocolo de las 5 fases que utiliza Boehringer Ingelheim para el control de enfermedades respiratorias en general y aquellas relacionadas con PRRS y la Neumonía Enzoótica Porcina en particular, basa sus principios en el conocido sistema Seis sigma (6 σ) o Six Sigma. Esencialmente, se trata de una estrategia de mejora de procesos, centrada en la reducción de la variabilidad de los mismos, reforzando y optimizando cada parte de proceso consiguiendo reducir o eliminar los defectos o fallos en la entrega de un producto o servicio al cliente. Para la consecución de estos objetivos se utiliza una sistemática de actuación denominada DMAIC basada en el ciclo de Deming (Edwards Deming, 1950) y cuyas siglas se refieren a Definir, Medir, Analizar, Implementar y Controlar cualquier proceso de producción o procedimiento de actuación. De este modo, y con la ayuda del análisis SPC (Statistical Process Control o Control Estadístico de Procesos), se consigue un mayor grado uniformidad reduciendo así las variabilidades debidas a los fallos por efecto del azar. Leer más

Compartir

Javier Roqués Mata

Program Manager Gut Health monogástricos Trouw Nutrition

La importancia de la calidad del agua
en la reducción de antimicrobianos

La exploración espacial busca la presencia de agua para descubrir la existencia de vida en otros planetas. Tras un desastre natural (huracanes, terremotos, erupciones volcánicas…) en los primeros envíos de ayuda humanitaria se incluyen plantas potabilizadoras (en alguno de ellos se han producido mayores asistencias sanitarias debidas a la falta de acceso a una fuente de agua de calidad que por el propio desastre en sí). Un ser humano puede vivir hasta 3 semanas sin comer, pero no puede hacerlo más de 2 días sin beber. Es por lo tanto indudable que el agua es el elemento vital para la vida y desarrollo de todo ser vivo.

A finales del siglo XIX, con los avances en investigación científica, se empieza a establecer una clara relación entre calidad de agua de bebida y la aparición de enfermedades, asentando así las bases de los futuros Programas de Control de Calidad de Aguas. Dichos programas, han sido uno de los pilares de la mejora y mantenimiento de la salud de la población humana a partir del pasado siglo XX. Sin embargo,  en la ganadería,  la importancia de la calidad del agua de bebida de los animales siempre quedó en un segundo plano y no ha sido hasta muy a finales del siglo XX y sobre todo en el siglo XXI donde, debido a las sucesivas restricciones en el uso de antimicrobianos, la evolución de la genética en los animales de producción, la sobreexplotación de acuíferos, el aumento de la actividad agrícola e industrial y el cambio climático, entre otros, cuando el agua ha empezado a cobrar su tremenda importancia en la salud, el potencial productivo y la sostenibilidad de la ganadería. Leer más

Compartir

Fernando Freire

Gerente en Centro de Selección y Mejora Genética de Castilla y León (OVIGÉN)

Resistencia antimicrobiana. Aspectos genéticos

Desde que el escocés Fleming descubrió el primero de los antibióticos (1927) hasta la aparición de resistencias han transcurrido solo 75 años. Esto no debería sorprender, pues Fleming en su discurso cuando recibió el Nobel (1945) alertó de cepas de S. aureus resistentes a la penicilina. Actualmente estamos, quizá, ante el principal problema de salud pública a nivel mundial.

Cada año alrededor de 25 000 pacientes mueren en la UE por una infección debida a bacterias multirresistentes, y la UE estima que los costes extra en salud y pérdida de productividad suponen 1,5 billones de euros por año. Allí donde no hay control con receta médica para uso humano o veterinario, aparecen y se propagan estas resistencias. Sin un control, nos encaminamos hacia una era post antibióticos en que muchas infecciones comunes podrán ser potencialmente mortales.

Las bacterias evolutivamente han desarrollado mecanismos para intercambiar genes de resistencia. Esto ocurre entre bacterias de la misma especie, pero también entre especies diferentes, lo cual permite explicar el aumento de las resistencias. La estrategia de las bacterias puede desarrollarse a través de mutaciones, las cuales se pueden transmitir de manera vertical (de madre a hija) u horizontal. Otras estrategias para adquirir la resistencia son los conocidos mecanismos de transformación (ADN libre que entra en la célula), transducción (a través de un virus: bacteriófago) o conjugación (de célula a célula por contacto directo). Leer más

Compartir
< Testimonios anteriores